El Amor Simpre Deja Una Marca

Fuimos seres creados para amar y recibir amor, y estamos llenos de sentimientos y emociones hermosas que nos ayudan a trasmitirlo. Todos lo demostramos de maneras diferentes, y es eso precisamente lo que nos hace únicos y especiales. Pero al igual que el odio, el maltrato, el engaño o los prejuicios; el amor también deja una marca por donde pasa, pero lo que tiene de especial este es que es tan grande que hay miles de maneras de expresarlo.

Cuando dedicamos tiempo, estamos dejando una marca de amor.

Cuando regalamos algo por pequeño que sea, estamos dejando una marca de amor.

Cuando afirmamos a alguien con nuestras palabras, estamos dejando una marca de amor.

Cuando perdonamos, estamos dejando una marca de amor.

Cuando abrazamos, estamos dejando una marca de amor.

Cuando corregimos de la manera correcta, estamos dejando una marca de amor.

Cuando decimos la verdad, estamos dejando una marca de amor.

Cuando no juzgamos, estamos dejando una marca de amor.

Cuando respetamos, estamos dejando una marca de amor.

Cuando ayudamos, estamos dejando una marca de amor.

Y cuando dejamos marcas de amor en otros, al mismo tiempos dejamos una en nosotros.

Te aseguro que si vives dejando tu marca en todo aquel que conoces, no solo habrá valido mucho la pena vivir, también habrás dejado una huella imborrable y miles de marcas de amor en tu paso por esta tierra.

12 vistas1 comentario

© 2018 Blog de Rocio Guerra Fundora / Desarrollado por Jasser