"Conversacion Con Una Vieja Amiga"


Está a punto de estrenarse una tormenta, y la musa vino a refugiarse en mi casa.

Se acomoda a mi lado cerca de la ventana, a ella como a mi le gusta ver llover.

De pronto una lagrima la distrae, y me pregunta: ¿porque lloras mirando al horizonte, añorando algo que nunca se fue?

Y no entiendo, ¿y este vacío porque es tan grande?, le pregunto confundida.

Sonrió, como quien ya ha vivido mucho, y me dice: nunca lo has entendido en realidad, y la verdad (hace una pausa en calma, y me mira fijamente) ese vacío nunca se llenará.

¡NUNCA, no puede ser!, ¿y ahora qué hago?, y me invade de pronto una oleada de desesperación, y el corazón me late muy fuerte; hasta que irrumpe su voz y me calma. Se coloca más cerca, vuelve a sonreír, y me abraza contra su pecho caliente diciéndome: tranquila, claramente sigues sin entender; lo que sucede, es que ese vacío nunca ha sido de lo que se fue, ese vacío le pertenece a lo que está por llegar.

10 vistas

© 2018 Blog de Rocio Guerra Fundora / Desarrollado por Jasser